alquilaLibros

La vida de Pi

En el post de hoy vamos a hablar de 'La vida de Pi', la novela con la que Yann Martel saltó a la fama.

Es probable que muchos conozcáis, además de la novela, la película que se basó en ésta; uno de los grandes éxitos de taquilla de los últimos años.

Pues bien; al acabar el libro decidí verla, para aprovechar y poder hacer un análisis contrastado con la reciente lectura. Y me encontré con algo sorprendente; es uno de esos pocos casos en los que, en mi opinión, la película es mejor que la novela.

Es una película muy visual, con una fotografía y una realización que no dejan de sorprender al espectador. La historia es (con algunos matices, como la escena del encuentro entre náufragos, que se pierde en la película) bastante fiel a la narrada en el libro, pero lo cierto es que las sensaciones y las experiencias que la historia quiere transmitirnos se transmiten mucho mejor a través de la imagen.

El autor utiliza un vehículo bien claro para su narración; la enumeración. Una y otra vez a lo largo de la historia nos encontramos con listas de elementos; los animales del zoo, los recursos de la balsa o las adoradas piscinas de Mamaji, el tío del protagonista, por citar algunos ejemplos.

Este tipo de recurso es difícil de emplear con recurrencia en un texto sin caer en el tedio, algo que en algunas ocasiones ocurre en el libro; no obstante con un apoyo visual resultan emocionantes y fascinan al observador, motivo por el que la película narra la historia de forma mucho más eficaz.

Un punto que resulta especialmente interesante del libro, y que se pierde en la película, es la implicación del autor en la narración. Mientras que en el filme el autor es poco más que un observador pasivo que apenas introduce exclamaciones de sorpresa o admiración ante la historia que Pi Molitor despliega, el libro comienza contando la historia desde el punto de vista del escritor; cómo tiene que viajar, luchar y sufrir para encontrar una historia que contar, cómo sus proyectos anteriores han fracasado porque, y cito textualmente 'sus novelas estaban emocionalmente muertas'. Es éste un fragmento del texto que se pierde en la película y que en mi opinión resulta especialmente interesante para los amantes de las historias y las letras; el sufrimiento del escritor, la angustia del artista que no encuentra a su musa y se ve empujado fuera de su zona de comfort para continuar la búsqueda de su santo grial particular.

El otro aspecto que me llevo del libro y la película es una curiosidad recién descubierta hacia la historia reciente de la India, y el papel que la señora Ghandi tuvo en la misma. No descartéis que os sorprenda con un post nada literario con los resultados de mis pesquisas ;)

En definitiva es un libro agradable, con una buena historia, en el sentido de que puede despertarnos curiosidades e intereses desconocidos o ignorados hasta el momento. También es cierto que, en mi opinión, la historia podría haberse contado mejor y la calidad literaria es muy mejorable.

Siendo esto así, si tenéis curiosidad por la historia (es verdaderamente sorprendente) y queréis leer el libro, es un excelente candidato para un alquiler; lo leeréis rápidamente y no ocupará en vuestras estanterías un espacio que, sinceramente, no merece.

Nos vemos en el próximo post, ¡feliz lectura!

Alberto Gimeno

Lee más de este autor.

Suscríbete para no perderte nada

Se te notificará por email cada vez que publiquemos algún post.

o suscríbete via RSS con Feedly!